$Menú.LogoKautio$
  • Inicio
  • Servicios
  • Blog
  • Preguntas
  • Destacados
  • Tarifas
  • Regístrate
  • Identificación

  • Blog

    delitosinformaticos.com, Javier Girón

    Los timos y estafas en anuncios de Internet

    Por Kautio
    06/10/2016

    Internet se ha convertido en un gran escaparate donde los usuarios pueden vender, subastar o comprar todo tipo de productos mediante la publicación o búsqueda de anuncios clasificados. La publicación de los anuncios online suele ser gratuita, salvo que el interesado desee tener una cuenta premium con el sitio web intermediario, y ello ha tenido como consecuencia la relegación de la prensa escrita como soporte para anunciar la compraventa de distintos servicios o productos. Sin embargo, independientemente del medio de comunicación, alguno de esos productos son ganchos de estafa o bien el estafador simula ser un comprador potencial; y, en este sentido, es habitual encontrarse con noticias en las que se reflejan las consecuencias económicas de haber sido víctimas de un delito de estafa.

    Entre los distintos timos y estafas que pueden constituirse en anuncios resulta habitual encontrarnos con el timo de la venta de un coche de segunda mano, alquiler de apartamentos en la playa, adopción de mascotas (generalmente perros), etcétera. Generalmente las estafas que se cometen en la compraventa online siguen el mismo patrón, distinguiendo si aquél es comprador o vendedor:

         .1.º El vendedor con ánimo fraudulento publicará anuncios en el que el precio de entrada (subasta) o definitivo sea una ganga, cuando encuentre comprador, tras una presentación y descripción del producto por correo electrónico, le invitará a que haga una transferencia cuanto antes porque existen muchos compradores interesados y necesita el dinero urgentemente. Le pedirá la dirección donde desea recibir el producto, pero antes debe hacerse efectivo el pago del precio fijado para la compra del producto, normalmente a través de WesternUnion o MoneyGram. El supuesto vendedor irá a cobrarlo cuando usted le haya proporcionado el número de referencia de la transferencia del precio.

         .2.º El estafador que simula ser un comprador potencial estará interesado en comprar el producto por muy alto que sea el precio. En este caso, existen distintas técnicas para confundir al vendedor (llevarle a engaño) y ganar su confianza: desde una simulación de correo de PayPal advirtiéndole que “el pago se ha realizado pero se encuentra retenido por seguridad hasta que envíe el producto”, hasta el envío por correo ordinario de cheques conformados falsos (también llamado fuera de España “cheques certificados”, que será el término más probable que utilicen) u otros cheques con un importe superior al que pide el vendedor (“timo del inglés”, por el que el comprador pide que reembolse la diferencia por algún medio de transferencia de dinero, como los anteriores citados, y tan pronto como le sea efectivo, cancelerá el cheque a su favor o el banco le pedirá explicaciones sobre ese cheque falso que ha expedido a su cuenta, reclamándole, por supuesto, el pago de lo “defraudado”.